Ir a la playa en julio es un buen negocio

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Aunque son muchas las actividades que se pueden realizar en Rio, la mayor de las vntajas es disfrutar de la tranquilidad de sus playas a precios económicos.


Fuente Noticias de Turismo 20/06/2018

Con un clima privilegiado y unas temperaturas sin grandes extremos, que son agradables durante la mayor parte del año, se puede afirmar que cualquier época del año es ideal para visitar la “Ciudad Maravillosa”, la elección de cuándo ir a Río de Janeiro dependerá sobre todo de lo que el visitante esté buscando. Durante junio, julio y agosto, las temperaturas bajan y las tardes son frescas pero agradables y al ser considerada la temporada baja los precios también bajan, alojamientos, aerolíneas, gastronomía y entretenimientos, resultan más económicos en esta época del año. Las lluvias disminuyen y en esta época se puede coincidir con interesantes eventos como las Festas Juninas que visten plazas con los trajes, folclore y comida típica de las diferentes regiones del país, la Maratón de Río de Janeiro o varios festivales literarios y musicales. Entre julio y agosto se realiza el Festival Literario Internacional de Paraty, un evento que convoca a escritores de todas partes del mundo.

Río presenta varias atracciones y días de celebración que se deben conocer para disfrutar más del viaje que se está a punto de realizar. Tanto lugareños como turistas se funden en un mismo sentimiento ya que la alegría carioca se exterioriza mucho más cuando hay algún acontecimiento típico que celebrar. Visitar Río, aprovechando las ofertas de Gol, cuando ocurren celebraciones especiales es la mejor excusa para dejar la rutina y el estrés de lado y dedicarse exclusivamente a la alegría y a la distensión.

Es posible disfrutar de deportes al aire libre los 365 días del año. El arte y la cultura son dos características fundamentales que complementan a esta ciudad. Las galerías y centros culturales abundan en la ciudad. Se exhiben obras de teatro, musicales y películas. La orquesta sinfónica de Brasil tiene su sede en Río de Janeiro. Se celebran óperas y conciertos de música clásica. Son más de setenta los teatros y museos de la ciudad. Las obras de teatro son en portugués y en su mayoría clásicas y contemporáneas.